La agricultura requiere de energía y cada vez más ojos se posan en sus materias primas como fuente para producirla: agua, sol, viento, biomasa, geotermia. El desarrollo de ese tipo de alternativa energética proporcionaría a España la independencia que no tiene y evitaría nuestra obligatoria subordinación a los países suministradores de gas o petróleo. No es tan simple, pero hagamos un esfuerzo por alcanzar ese umbral de autonomía, al menos imaginemos que se puede intentar.

La energía ‘se come’ un porcentaje importante de los costes de producción agrícola. Del mismo modo, ese consumo de energía está directamente relacionado con las emisiones de gases de efecto invernadero responsables del calentamiento global. Cualquier medida que tomemos para reducir la quema de combustibles fósiles asociada a la agricultura redundará en beneficio medioambiental y por ende en la salud de todos.

¿Cómo podemos ayudar a este proceso? En el entorno en que vivimos podemos observar que los países prósperos son los que más están invirtiendo en innovación tecnológica. Esto les permite disfrutar de energía a precios razonables, ser más competitivos y productivos. Además de frenar el incremento de emisiones de CO2 produciendo la energía mediante fuentes renovables, podemos reducir la demanda energética mediante el uso de equipos y técnicas más eficientes.

En España el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía)  es el organismo que elabora el conjunto de actuaciones dirigidas a la diversificación energética – a través de fuentes renovables y al ahorro de energía-, y que contempla el Plan de Energías Renovables 2011-2020. No vamos a discutir aquí cómo y cuánto de este plan se lleva a la práctica, veamos qué podemos aportar nosotros.

Los terrenos de regadío aportan más del 50% de la producción agraria final en nuestro país. Electricidad Harinero trabaja con los agricultores implementando medidas de ahorro energético en sus campos de regadío. Entre otras soluciones, podemos ahorrar agua mediante sistemas de bombeo inteligente y variadores de velocidad, automatizar las redes de distribución, establecer mantenimientos periódicos, adaptar las medidas a las nuevas necesidades de cada cultivo, controlar la eficiencia de la instalación eléctrica. Aplicamos las tecnologías de la información (TIC) a los sistemas de riego y empleamos indicadores de gestión. Mediante simuladores hidráulicos contemplamos diversos escenarios para observar el comportamiento del riego ante variaciones en la demanda, buscando la eficiencia en todo el sistema. Optimizamos el factor de potencia y prevenimos caídas o incrementos en los transformadores, alargando la vida de las instalaciones.

Castilla-La Mancha, laboratorio de España

El Museo Nacional de Ciencias-Naturales (MNCN-CSIC) ha llevado a cabo durante más de 15 años un estudio en Toledo, en la finca experimental de La Higueruela, demostrando que en ambientes semiáridos y siempre en términos de eficiencia energética, la agricultura ecológica es más productiva que los sistemas en que se utilizan productos agroquímicos.

Los investigadores se propusieron averiguar en esta finca de Castilla-La Mancha -representativa del 80% del territorio español- qué cantidad de energía requería el sistema (maquinaria, fertilizantes, etc) por hectárea y año y compararla con la que se obtiene de la cosecha. Los datos son concluyentes: 11,7 GJ/Ha (energía convencional) y 10,4 GJ/Ha (energía de conservación); tres veces más de lo que necesitó el cultivo ecológico con 3,4 GJ/Ha.

Entre muchos otros datos, el estudio concluye que aunque produzca menos cantidad de cosecha, el cultivo ecológico es más eficiente energética y económicamente, además de procurar sostenibilidad y evitar contaminación a los acuíferos. ¿Compras productos agroecológicos? ¿Los produces? ¿A qué problemas te enfrentas? Cuéntanos qué piensas.

Cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This