La luz modifica nuestra percepción de la realidad, la moldea, crea emociones y dibuja el perfil de nuestras ciudades. Siendo absolutamente necesaria, la luz plantea un coste enorme para las empresas y, en el caso del alumbrado público, para las ciudades y pueblos que deben mantenerla.

En Electricidad Harinero hace años que trabajamos con ayuntamientos para realizar auditorías energéticas de su alumbrado, implementando diversas medidas de ahorro entre las que se encuentran la sustitución de las bombillas por lámparas led, o la subsanación de deficiencias en las instalaciones. Los ayuntamientos pueden solicitar subvenciones estatales para realizar estos proyectos, por lo que cada vez más poblaciones se lanzan al sendero de la smart-light.

Las ventajas principales de la puesta en marcha de medidas de eficiencia energética en el alumbrado son:

  • ahorro en la factura de la luz
  • alargar la vida de las instalaciones
  • aumento de la sostenibilidad
  • evitar la contaminación lumínica

Somos responsables de las disposiciones que adoptemos tanto en el alumbrado público como en grandes edificios, el ahorro o el gasto se multiplicarán según seamos capaces de poner en marcha medidas eficientes.

En España tenemos ejemplos de ciudades que han conseguido ahorros de hasta el 30% en sus facturas de la luz, gracias a la aplicación de medidas inteligentes en su alumbrado. Es el caso de Málaga, cuyo ahorro en iluminación se tradujo en 2019 en 2,5 millones de euros.

Pero no hace falta ser una gran ciudad para aplicar este tipo de soluciones, de hecho en los municipios más pequeños se pueden implementar medidas de ahorro energético en iluminación de un modo más ágil y económico. Electricidad Harinero ha participado en la modernización del alumbrado de muchos municipios de Castilla-La Mancha, como el de Puebla de Almenara (Cuenca).

Cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

ACEPTAR
Aviso de cookies