De tener la electricidad más cara de Europa, a ser los que pagan menos. España y Portugal, los ibéricos, los del extremo sur del continente, han sabido jugar sus cartas en plena crisis energética, para que ciudadanos y empresas podamos beneficiarnos. ¿Cómo se ha conseguido?

Para algunos medios, la crisis de combustibles provocada por la guerra de Ucrania está a la altura de la del petróleo de 1973. Esto ha provocado que tanto nuestro gobierno, como las instituciones europeas, hayan establecido medidas de urgencia para paliar el grave efecto de la subida de precios en la economía. Lo primero, convencer a Europa.

España y Portugal, unidas frente a Europa

Tras la negociación de la semana pasada, en la que los presidentes peninsulares expusieron sus soluciones al resto de los países miembros, como por ejemplo la compra conjunta de gas para abaratarlo, hemos conseguido mejoras que comenzaremos a notar en las próximas facturas.

La decisión de autorizarnos a implementar medidas especiales de la Comisión europea se basó en el carácter especial de la península ibérica, como son la baja interconexión con el resto del continente y la gran producción de energía renovable.

El Real Decreto-ley 6/2022 de 29 de marzo, aborda una batería de acciones para minimizar la factura eléctrica, dedicándose además a las “consecuencias en todos los órdenes” que la guerra ruso-ucraniana ha producido en España.

Las renovables, claves para la recuperación

Entre otros, se contemplan los siguientes puntos: bajada de cargos por RECORE, bajada de peajes a electro intensivos, subida de precios para subsidiar el bono social, etc; situando a las energías renovables en el centro de la solución y acelerando los trámites administrativos. Por ejemplo, se potencian los proyectos solares de entre 50,1 y 150 MW y proyectos eólicos de entre 50,1 y 75 MW.

Habrá que ver en los próximos meses, pero si las perspectivas se concretan, se evitará el drama del cierre de empresas por la factura eléctrica y recuperaremos en nuestros hogares la capacidad de uso de la energía para las actividades cotidianas. Si esta factura, además, proviene de un mix energético en el que las renovables tienen mayor cabida, nos daremos por satisfechos. Por muy satisfechos.

energía solar

Cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

ACEPTAR
Aviso de cookies