Energía fotovoltaica y eólica en España

España gira, finalmente, a favor del sol y las energías renovables. En el primer semestre de 2021 la energía eólica se ha convertido en la fuente número uno del Sistema Eléctrico Peninsular, superando a la energía nuclear por primera vez en nuestra historia. España avanza en su conquista y se sitúa ya en la cuarta posición en volumen de generación de energía renovable entre los países de nuestro entorno.

El 44% de la energía total generada en España en 2020 fue verde: 110.566 GWh repartidos entre energía eólica, hidráulica y solar. En cuanto a la proporción por comunidades autónomas, encontramos encabezando el ranking a Castilla-León, seguido de Castilla-La mancha, Extremadura y Aragón.

El inmenso parque fotovoltaico de Castilla-La Mancha

Pero ni tanto ni tan calvo. Cuando aún nos estamos frotando los ojos ante el prometedor panorama que ofrece el sector energético español, vemos necesaria una reflexión: ¿Estamos asistiendo a una ‘burbuja’ de renovables, en particular de fotovoltaicas?

Esta primavera el gigante Amazon anunciaba la instalación de un parque fotovoltaico de 152 MW en Castilla-La Mancha, que se añadirá a los cuatro proyectos solares con que ya contaba en nuestro país.

Otro de los macroparques fotovoltaicos recientemente inaugurados en nuestra comunidad es el de Repsol en Manzanares (Ciudad-Real), provisto de 285.331 módulos solares y con una capacidad para suministrar electricidad renovable a unas 177.500 personas. Se calcula que cada año evitará la emisión a la atmósfera de alrededor de 107.600 toneladas de CO2, una cantidad equivalente al dióxido de carbono que podrían absorber 13,5 millones de árboles.

En la provincia de Guadalajara se instalará -en los términos municipales de Budia, Cifuentes, Peralveche, San Andrés del Rey y Trillo-, el complejo fotovoltaico de Solaria Cifuentes-Trillo: el mayor parque solar de Europa. Con una inversión de 220 millones de euros, la empresa insiste en la generación de 4000 puestos de trabajo durante la fase de implantación y otros 50 necesarios para su mantenimiento. Además de generar electricidad limpia para 380.000 personas, la empresa se compromete a la financiación de diversas alternativas para combatir la despoblación del medio rural y la recuperación de labores y hábitos de vida compatibles, como el pastoreo, las colmenas o el cultivo de la lavanda.

Dudas razonables: el pueblo quiere saber

En ciertos sectores han comenzado a surgir dudas sobre la viabilidad de estos proyectos. Los agricultores y habitantes de los pueblos donde se asientan estas instalaciones, se sienten en parte amenazados y exigen números que cuadren a la hora de autorizar la expropiación de sus terrenos. ¿Cuánto trabajo generarán? ¿Cuánto beneficio en términos económicos? Aunque en el balance medioambiental no hay duda de las ventajas, es necesario también estimar la repercusión de los macroparques a largo plazo, en todas las áreas económicas y culturales que se verán afectadas.

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha precisado que Castilla-La Mancha trabaja junto con el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico en “nuevos mecanismos de ordenación y regulación” de las fotovoltaicas. Del mismo modo, Escudero se reunirá con alcaldes y alcaldesas de la zona para escuchar sus propuestas y avanzar en una solución que contente a todos.

España estaba a la zaga en generación de energía solar y nos lamentábamos por ello ¡disfrutemos ahora de estar casi a la cabeza! En el medio está la virtud.

Cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

ACEPTAR
Aviso de cookies