Deméter, la diosa griega de la agricultura, buscaba incansable a su hija Perséfone, raptada por Hades y confinada en el mundo subterráneo. Incapaz de encontrarla, Deméter detuvo enfurecida el crecimiento de plantas y frutos, abriendo desiertos a su paso en lo que fueron vergeles. Amonestado por su padre, Hades permitió a Perséfone vivir con su madre durante seis meses al año, teniendo que regresar al inframundo transcurrido ese tiempo. Así, cada año, Deméter celebra la visita de su hija con la abundancia y fecundidad de la Primavera.

Las mujeres han estado siempre vinculadas a la agricultura, al trabajo en el campo y a las labores de recolección y tratamiento de los frutos. Ahora, en el periodo de impasse entre la mayor epidemia de la edad contemporánea y la revolución verde que nos aguarda, las mujeres luchan por la visibilización en un sector donde han permanecido prácticamente en la sombra.

Mujeres: la clave contra la despoblación

Herederas de la España Vaciada, representantes del retorno de la ciudad al campo, concienciadas con la economía circular y las energías renovables: las mujeres son las garantes de la sostenibilidad familiar y social, dejémoslo en sus manos.

Las mujeres agricultoras reclaman posicionarse con voz y voto en las esferas de poder, participar en la toma de decisiones tras un año de pérdida de derechos y retroceso en las reivindicaciones por causa de la pandemia de COVID19. Organizadas en diversas agrupaciones y foros, las mujeres del campo están lanzando diferentes iniciativas donde extienden la ética de los cuidados a los negocios y a la producción agrícola.

En Castilla-La Mancha tenemos muchas historias lideradas por mujeres. Una de ellas es ‘De nuestra tierra para ti’, auspiciada por la Unión de Mujeres Agricultoras y Ganaderas de Castilla-La Mancha, con la intención de conectar a los productores con consumidores a través de la venta directa. Entre otras muchas ventajas, esta iniciativa favorece el ahorro en la distribución, el fomento de los negocios artesanales y la identificación sencilla del origen de los productos.

Jóvenes preparadas eligen el campo

Las mujeres jóvenes se incorporan cada vez más a las explotaciones agrícolas en calidad de propietarias o copropietarias; en algunas comunidades autónomas como Galicia superan ya como beneficiarias de ayudas a los hombres. Ingenieras agrónomas, informáticas, antropólogas o administrativas, las mujeres quieren heredar los negocios agrícolas y volver al campo del que dicen, nunca se fueron.

Unidas, organizadas y muy activas, las mujeres forman colectivos de ayuda aglutinándose en torno a federaciones como Fademur o CERES. Celebran simposios y crean multitud de blogs y publicaciones con el objetivo común de ayudarse, así como de presionar a las instituciones para conseguir reconocimiento a su trabajo.

Deméter, la Ceres romana, creadora de la Primavera y precursora de los ciclos naturales de fecundidad de la Tierra, celebra el empoderamiento de las mujeres rurales y sus conquistas. No la hagamos enfadar.

 

 

Cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

ACEPTAR
Aviso de cookies